La determinación de cuál es la mejor hora para estudiar es un tema de debate común entre estudiantes, quienes constantemente defienden sus propios y opuestos puntos de vista, unos afirman que estudiar de noche es la mejor alternativa y en cambio, otros aseguran que el mejor momento del día para estudiar es la mañana.

La vida del estudiante demanda que éste, a lo largo de su carrera, deba experimentar de alguna manera el estudio a diferentes horas del día (y la noche). Probablemente tu rutina de estudio sea muy diferente que la del resto de tus compañeros y todos difieran de cuál es la hora más conveniente para estudiar. Puede que pienses que estudiar de noche sea más conveniente, pero debes recordar que cada individuo es único y que cada persona tiene una hora del día donde su desenvolvimiento y rendimiento es mayor.

La Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), realizó un estudio para determinar el riesgo que trae consigo el sacrificio de horas nocturnas de sueño con la finalidad de estudiar más, llegando entre una de sus conclusiones a definir que el rendimiento óptimo de estudio se consigue cuando se logra un equilibrio entre el tiempo de estudio y el tiempo que dedicamos a dormir. Por lo tanto, si te pasas toda la noche previa al examen estudiando, probablemente tus chances de aprobar no sean muy altas.

Si estás pensando en cambiar tu rutina diaria de estudio para las primeras horas del día y no para la últimas o simplemente quieres conocer las ventajas que tendrías al madrugar para estudiar, te invito a que leas las ventajas de estudiar antes de que salga el sol.

Ventaja #1: Estudias inmediatamente después de una buena noche de descanso

Al apenas despertar, tu cerebro comienza a funcionar de manera muy eficiente, pues el mismo no ha sido utilizado relevantemente a lo largo de la noche por lo que se encuentra más fresco y hábil para resolver toda clase de problemas, memorizar y entender cualquier cantidad de información. Tienes que recordar que si quieres madrugar para estudiar debes haber dormido las horas suficientes porque de lo contrario será contraproducente.

Ventaja #2: Encontrarás mayor silencio

¿Qué mejor hora para encontrar paz y tranquilidad que la madrugada? Antes de que salga el sol casi todas las personas se encuentran aun durmiendo, lo cual te brindará un ambiente silencioso, donde las distracciones son menores. El silencio es imprescindible al momento de estudiar pues te permitirá aumentar tu concentración, causando que seas capaz de captar e incorporar estos nuevos conocimientos.

Ventaja #3: Organizaras más productivamente tu día

Si tu hábito de estudio es desarrollado al inicio del día, podrás contar con más horas en el transcurso del mismo para realizar las actividades que quieras, sin necesidad de pensar en que tienes cosas pendientes por hacer o en que no has adelantado el informe que tienes pendiente.

Ventaja #4: Conciliaras el sueño de una mejor manera al llegar la noche

Las personas que tienen una rutina de estudio que comienza muy temprano en el día, al llegar la noche sienten que ya deben descansar lo cual les facilita conciliar el sueño, pudiendo de esta manera descansar más profundamente. Esto les permite organizar de una mejor manera su día, pues no se trasnochan.

Ventaja #5: No encontrarás distracciones en las redes sociales

Las redes sociales han representado un factor de extrema distracción en la actualidad. Probablemente tú también hayas sentido la necesidad de revisar tus redes mientras estudias o que casualmente, al estar concentrado, te llega un mensaje de texto o alguna notificación por cualquier red. La ventaja de estudiar antes de que salga el sol es que a esa hora la actividad en las redes sociales es casi nula y que probablemente no recibas mensajes o notificaciones de parte de tus contactos.

 

_____________________________________________